Cómo ahorrar para la jubilación dependiendo de mi edad

Cómo ahorrar para la jubilación dependiendo de mi edad

Ahorrar y jubilación van juntas

¿Cuándo debes empezar a ahorrar para tu jubilación?

Cómo planificar tu jubilación dependiendo de tu edad es una duda que resolver, ya que no es lo mismo empezar a ahorrar para la jubilación con 30, 40 o 50 años.

La edad en la que vas a decidir empezar a ahorrar, va a influir en las decisiones de inversión,  con el transcurso del tiempo las circunstancias personales cambian, teniendo que ajustar tu Plan para la jubilación a tus circunstancias, realidad financiera y al horizonte temporal.

El incremento de la esperanza de vida junto a la caída de la natalidad, hacen inviable que el actual sistema de pensiones continúe siendo viable a medio plazo, tal como lo conocemos hoy.

La ratio entre número de cotizantes y el número de pensionistas se sitúa en el 2,24 cotizantes por cada jubilado, así el sistema no se sostiene. Esta cifra es más baja de las últimas dos décadas, y se prevé que siga cayendo en los próximos años.

Este hecho obliga a los trabajadores de hoy, que quieran mantener su nivel de vida tras la jubilación, a tener preparado un plan B, en concreto un plan de ahorro sistemático a poder ser,  que les permita complementar su pensión pública, cada vez menor.

Hoy existen multitud de alternativas, lo importante es tener preparada una estrategia clara y adaptada a tus circunstancias personales. Para ello debemos tener en cuenta la edad, el perfil de riesgo sí como tus intereses personales.

Lo más conocido son los planes de pensiones, como uno de los vehículos de ahorro cuya iliquidez, dificultad de disponer, tiene como objetivo completar la pensión pública derivada de todos los años de trabajo.

Los planes de pensiones, gozan de una serie de ventajas fiscales hasta el 2020 muy interesantes, en adelante ya veremos, además en su producto financiero que está perfectamente y supervisado.

Se trata de un producto financiero reembolsable en casos tasados, como son en caso de paro de larga duración, enfermedad grave, invalidez o dependencia severa, y también se podrá rescatar una vez transcurran diez años desde la aportación al plan.

Existen  otros vehículos de ahorro a largo plazo como son los planes de previsión asegurados (PPA), seguros de vida ahorro o los planes individuales de ahorro sistemáticos (PIAS)
Mientras antes empieces a ahorras para la jubilación, mejor, pero no hay una edad concreta para empezar, es una decisión personal.
Nunca es tarde para empezar, a continuación te propongo una propuesta de distintos planes de ahorro para la jubilación, teniendo en cuenta la edad a la que se empieza el ahorro con dicho objetivo.

Tu edad condiciona cual deberá ser Tu Plan de ahorro para la Jubilación

Si no has cumplido los 30 años, perfecto.

Cuanto antes empieces con tu plan de jubilación, el esfuerzo que tendrás que hacer como ahorrador será considerablemente menor.

Es por ello que, con menos de 30 años, si cuentas con cierta capacidad de ahorro, será un momento perfecto para empezar a poner los cimientos de su seguridad financiera tras tu etapa laboral.

Al tener un horizonte temporal muy amplio, esto te permitirá asumir un mayor riesgo, con el consiguiente previsible mayor beneficio; es por ello que la recomendación en este escenario es mantener una alta exposición a renta variable superior al 80%. Históricamente con sus alzas y sus bajas la renta variable ha sido la más lucrativa.

Si tienes entre 30 y 40 años, muy bien.

Normalmente ha aumentado nuestra capacidad de generar ingresos y con ello aumentar el ahorro, es un buen momento para tomarse en serio la carrera a la jubilación. En este caso, sería aconsejable, rebajar la renta variable hasta al rededor del 60% y complementar el resto, un 40% con renta fija.

En caso tener un perfil muy conservador puede variar el orden apostando un 40% a renta variable y un 60% a renta fija o un 50%/50%, todo dependerá de la aversión al riesgo.  Si aún tu perfil en más conservador ir directamente a  un seguro de vida-ahorro. Este producto te ofrece un rendimiento anual mínimo para lo aportado, una manera de saber que mucho no vas a ganar pero vas a dormir muy tranquilo, es apostar a lo seguro.

Si te encuentras entre los 40 y los 55 años, vamos a ello.

En este momento, renta fija como terreno a la variable, pasando a ser el peso de la renta variable >60%, dependiendo tu perfil de riesgo entre 50% y 30% de renta variable.  Existe otro producto que podría adaptarse a las necesidades de este grupo de ahorradores, estos pueden ser los planes individuales de ahorro sistémicos (conocidos como PIAS), se trata de un producto más líquido que un plan de pensiones tradicional y con rentabilidad asegurada, a priori menos rentable variable, pero más estable. Las primas en este producto financiero se desinan a constituir una renta vitalicia asegurada. Es recomendable tener un ahorro de inversión de 10 años en adelante.

A partir de los 55 años, la experiencia es un punto a favor.

Aunque llegamos un poco justos, nunca es tarde y todavía tenemos un margen para acumular unos ahorros que complementen la pensión pública. El tiempo transcurre y es momento de apostar por las inversiones más seguras, asumiendo que tendrán una rentabilidad más baja, pero no es momento de riesgos. Algunas opciones son: los planes de pensiones de renta fija a corto plazo (2 años), una opción para los años previos a la jubilación. También se debe valorar los Planes de Previsión Asegurados (PPA) puede ser un producto aconsejable para personas con una edad más cercana a la jubilación, y que no deseen asumir riesgos, con una rentabilidad garantizada.

La diferencia más relevante entre los PPA y los planes de pensiones es que los primeros te aseguran un tipo de interés, con la mediación de una compañía aseguradora, en cambio los segundos no ofrecen rendimientos fijos, ya que su rentabilidad depende del comportamiento de los activos en los que se invierte y de la estrategia de la gestora que opere con esos fondos.

A tener en consideración…

Hay que tener en cuenta que dependiendo del perfil de riesgo del ahorrador debe ajustarse el Plan para tu Jubilación.

¿Qué es el perfil de riesgo? El perfil de riesgo del inversor son el conjunto de características personales y financieras que identifican la forma en que se va a invertir sus ahorros. Conocer perfectamente esas características es fundamental a la hora de contratar los productos más adecuados para cada persona.

Decir para finalizar que todos los productos financieros, ya sean las PIAS como los Planes de Pensiones u otros, tiene sus particularidades que es muy importante saber antes de contratar.

2 Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies