Cómo gestionar el alquiler de una vivienda

cómo gestionar el alquiler de una vivienda

Cómo gestionar el alquiler de una vivienda

Gestionar el alquiler de una vivienda de tu propiedad supone un trabajo que no es tan sencillo como puede parecer.  Desde la redacción del anuncio del alquiler de tu vivienda, siguiendo con las visitas y la gestión financiera, hasta estar informado para evitar sorpresas desagradables.

A continuación, te damos algunos consejos sobre cómo administrar mejor su propiedad en alquiler.

Cómo anunciar el alquiler de tu propiedad

Lo primero es escribir y publicar en una plataforma un anuncio para encontrar un inquilino lo más rápido posible. Para que tu anuncio destaque sobre los demás debe ser claro, primero decir lo más importante, la dirección, habitaciones, superficie y precio de venta. Buenas fotos del inmueble sin decoración personalizada. También es importante hablar de los servicios del barrio donde se encuentra el inmueble, e invitar a visitarlo.

Organiza los horarios de visitas en la propiedad de alquiler.

Para organizar las visitas, ayuda mucho tener un calendario con los días y las horas de visita.

Elije un inquilino que te de una garantía de pago de la renta

Deberá elegir al inquilino que parezca ser el más confiable y más se ajuste al cuidado de tu inmueble.  Para conocer la solvencia de un inquilino se puede solicitar su nómina y contrato de trabajo, además de revisar los registros de morosos. Puedes solicitar un pago adicional al firmar el contrato de dos mensualidades como garantía.

La mayor preocupación de muchos propietarios es lidiar con alquileres impagos. Para esto existe los seguros de impago de alquiler, que ofrecen algunas compañías de seguros. Estos seguros de hogar pueden cubrir, los impagos de alquiler, daños en el inmueble, gastos de abogados, etc…

Como poner fin al contrato de arrendamiento

La Ley de Arrendamientos Urbanos permite que el propietario pueda recuperar su vivienda cuando sea para usarla como vivienda habitual para él o para un familiar de primer grado, o para su cónyuge en caso de divorcio o nulidad; una vez transcurridos un año desde la firma del contrato y haberlo comunicado al inquilino con 2 meses de antelación.

Motivos por los que el propietario puede rescindir un contrato de arrendamiento:

  • Impago de la renta. Se considera que el impago de dos mensualidades consecutivas o tres alternativas en el mismo año.
  • El propietario deberá comunicar al inquilino la deuda y el plazo para pagarlo y si esta acción no da resultado, procederá vía judicial o arbitraje.
  • Si el inquilino realiza actividades molestas o ilícitas, o si no respeta las normas de convivencia.
    Obras, alteraciones o modificaciones en la vivienda sin permiso.
  • Realquilar, subarrendar o utilizar la casa para un uso diferente, sin el consentimiento del propietario.
  • El impago de la fianza, así como de sus actualizaciones.
  • Vivir con animales sin el permiso del propietario.
  • Fallecimiento del propio inquilino.

Si tienes una duda puedes dejarnos tu consulta.

No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies